prótesis y el deporte


¿Qué deportes puedo practicar con una prótesis?

Se pueden practicar algunos deportes sin límite especial, como la natación, submarinismo, vela, golf, bolos, así como todos los deportes estáticos, por ejemplo, tiro con arco.
Se recomienda especialmente andar. No obstante, se aconseja usar zapatillas adaptadas que amortigüen las vibraciones del suelo y caminar por superficies blandas en vez de asfalto.

Con una prótesis de cadera, ¿hay algún deporte expresamente prohibido?

Debe saber que, aunque las nuevas técnicas han evolucionado enormemente, las prótesis están fabricadas con materiales que no son indestructibles y se pueden romper.
En la primera cita con el cirujano, y sobre todo si es usted joven, es necesario que le indique sus hábitos deportivos, ya que se debe tener en cuenta su actividad y edad para elegir la prótesis.
Actualmente existen prótesis con un acoplamiento articular duro-duro, que tienen la ventaja de ser extremadamente resistentes al desgaste y mucho más estables. Evite practicar deportes demasiado violentos o que sometan su cadera a golpes continuos, como el rugby, el fútbol, deportes de lucha, squash, correr, esquí acuático o incluso balonmano.

Practicaba el tenis a un buen nivel, ¿puedo retomar este deporte si tengo una prótesis de cadera?

Si solía jugar al tenis, puede retomar esta actividad. Debe hablar con su cirujano, que le podrá aconsejar sobre la forma de reiniciar esta actividad en función de la técnica de colocación de la prótesis empleada y de su situación. En general, se aconseja retomar la práctica de una manera progresiva y, para el tenis, jugar preferiblemente en parejas y sobre tierra batida.
También se pueden practicar otros deportes bajo control y según su nivel anterior, en concreto, senderismo, patinaje, danza, esquí, musculación, etc.

Si tengo una prótesis de rodilla, ¿qué deportes están prohibidos?

Los deportes que se desaconsejan completamente son correr, el esquí acuático, fútbol, rugby, balonmano, hockey, baloncesto, deportes de combate, squash, tenis (individual), gimnasia.
De entrada i, se desaconsejan todos los deportes que requieren una respuesta brusca de la articulación, especialmente, fuerzas de torsión.

¿Cuánto tiempo tiene que transcurrir después de la intervención hasta que pueda retomar la práctica de deporte?

Por lo general, se recomienda esperar de 3 a 6 meses tras la colocación de la prótesis. Pregunte a su cirujano, que le aconsejará en función de la naturaleza de su intervención.

Su cirujano le aconsejará o desaconsejará la práctica de un deporte según la técnica de colocación de la prótesis empleada, del tipo de prótesis colocada y de su capacidad física y deportiva antes de la operación.
Tras la colocación de la prótesis, es importante que no olvide someterse a rehabilitación, ya que le permitirá evitar que las articulaciones estén demasiado rígidas.