gastroenteritis por Clostridium perfringens


Este tipo de gastroenteritis es causado por la ingesta de alimentos contaminados por una toxina producida por la bacteria Clostridium perfringens. Algunas variedades causan una enfermedad de leve a moderada que mejora sin tratamiento; otras, sin embargo, producen un tipo de gastroenteritis grave y a menudo mortal. Algunas toxinas no son destruidas por la cocción, mientras que otras sí lo son. Generalmente, la carne contaminada es la responsable de los brotes de contaminación alimentaria por Clostridium perfringens.

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

La gastroenteritis es normalmente leve, aunque puede desarrollarse un cuadro grave con dolor abdominal, distensión por los gases, diarrea intensa, deshidratación y shock.

El médico generalmente sospecha el diagnóstico cuando ha tenido lugar un brote local de la enfermedad. El diagnóstico se confirma analizando los alimentos contaminados en busca de Clostridium perfringens.

A la persona afectada se le administran líquidos y se le aconseja guardar reposo. En casos graves, puede resultar útil la penicilina. Si la enfermedad destruye parte del intestino delgado, puede que sea necesario intervenir quirúrgicamente para extirpar esa parte.







Bookmark and Share